Incluso hace una década, los podcasts eran relativamente desconocidos. Existían en nichos de mercado y contaban con pocos oyentes. Sin embargo, los últimos años han demostrado lo contrario: la gente adora los podcasts.

En la actualidad, el mercado de los podcasts es bastante amplio y está creciendo; Apple calcula que hay 525.000 podcasts activos con más de 18,5 millones de episodios combinados. En EE.UU. el 37% de los estadounidenses escuchan podcasts cada mes, una cifra que se espera que aumente a 46 millones de personas en los próximos tres años. Además, la mayoría de los oyentes son jóvenes, de entre 12 y 35 años, un grupo demográfico al que cada vez es más difícil llegar en la televisión o la radio. Pero los podcasts no son sólo para las generaciones Y y Z; alrededor del 40% de las personas de entre 35 y 54 años también escuchan podcasts con regularidad.

Este crecimiento no ha pasado desapercibido, sobre todo para los anunciantes, que consideran que la naturaleza auditiva de este formato de audio, en el que la mayoría de los oyentes están concentrados y comprometidos, es la audiencia ideal para ellos. Se calcula que el 62% de los oyentes consideran nuevos productos y servicios después de oír hablar de ellos en podcasts, lo que ofrece múltiples oportunidades a los anunciantes para sacar provecho. Por ello, hay más anunciantes que nunca en la publicidad de podcasts, y están surgiendo nuevas tendencias.

Aquellos que quieran entrar o seguir involucrándose en el mercado de los podcasts, deberían tener en cuenta estas tendencias clave para el 2021 en sus planes de publicidad en podcasts.

Los oyentes aceptarán más publicidad

En comparación con los anuncios de radio o incluso los programas de televisión, los podcasts tienen comparativamente menos anuncios. Muchos anuncios se encuentran al principio del podcast, antes de que comience el contenido real, o a mitad de camino, cuando el oyente ya se ha involucrado.

Además, muchos usuarios saben que un podcast puede ser una pequeña operación en la que los anuncios son esenciales para mantener las puertas abiertas y las luces encendidas, por lo que son más tolerantes con la publicidad, ya que generalmente es el precio que conlleva escuchar un gran contenido independiente. Además, es más probable que presten atención a los anuncios de los podcasts; el 50% de los oyentes de podcasts dicen que escuchan con más atención los anuncios de podcasts que los de la radio tradicional. Esto permite tanto a los podcasters como a los anunciantes sacar provecho de la mayor tolerancia de los oyentes: todos ganan.

Publicidad programática en podcasts

Los métodos de publicidad programática han penetrado en muchas áreas de los medios de comunicación en Estados Unidos, y los podcasts no son diferentes.

En los primeros tiempos de los podcasts, los anfitriones de los mismos tenían que ponerse en contacto con los anunciantes adecuados, solicitar contenidos y colocarlos ellos mismos. Sin embargo, la tecnología programática ha dejado un poco obsoleto este enfoque de la vieja escuela. Aunque algunos anuncios todavía se colocan de esta manera, los mercados de anuncios de podcasts, como Gumball, Midroll, Podcorn y AdvertiseCast, están vivos y cambian la industria. Se espera que el gasto en este espacio alcance los 106,5 millones de dólares en 2022, lo que indica un cambio significativo en la forma de vender y colocar los anuncios.

Mayor adopción de grandes marcas

En sus inicios, los podcasts eran en gran medida un producto de base. La mayoría de los podcasters se encargaban de la grabación y distribución inicial sin ayuda, y ofrecían el acceso a los contenidos principalmente en sitios web personales.

Sin embargo, el crecimiento de los podcasts ha provocado un cambio en la industria. Las grandes marcas del streaming, como Pandora y Spotify, se han dado cuenta del valor de los podcasts y han trabajado para ofrecer un acceso rápido y fácil al streaming. Esto no sólo ha popularizado los podcasts en general, sino que los ha hecho más atractivos para los anunciantes que buscan dirigirse a grupos demográficos jóvenes y más acomodados.

La seguridad de las marcas seguirá siendo importante

La seguridad de la marca es una faceta importante a la hora de hacer negocios en todo tipo de plataformas mediáticas. Las empresas quieren saber que sus anuncios se emitirán en contenidos que se ajustan a los valores corporativos; una marca familiar no querrá emitirse en medio de una historia de crimen espeluznante, por ejemplo.

A pesar de que la colocación de dinero para publicidad es cada vez más fácil y cómoda, los anunciantes siguen sin querer salirse de su zona de confort. Esto significa que los anunciantes seguirán buscando ofertas de podcasts que encajen bien. Este tipo de seguridad para la marca puede ser especialmente importante en el espacio de los podcasts; cualquier tipo de restricciones o pautas de contenido son actualmente bastante flexibles en comparación con otras fuentes de medios más establecidas, y el contenido de los podcasts puede variar mucho de un episodio a otro.

La importancia de las herramientas de medición digital aumenta

En los primeros tiempos de los podcasts, la medición era casi imposible, especialmente desde la perspectiva de los anunciantes. Los podcasters utilizaban software, métodos y herramientas internas desconectadas, lo que obligaba a los anunciantes a aceptar cualquier información que pudieran proporcionar los anfitriones de los podcasts.

Sin embargo, hoy en día, la introducción de la tecnología basada en píxeles hace que el seguimiento sea más fácil y eficaz. Esta evolución permite un conocimiento más profundo de la participación y la conversión de los oyentes. Mejores herramientas significan una mayor capacidad para cuantificar el gasto, lo que puede ayudar a los anunciantes a determinar el valor de una determinada inversión en podcasts.

Avanzando con la publicidad en podcasts

Puede que la publicidad en podcasts no sea adecuada para todas las marcas, pero para aquellas interesadas en llegar a nuevos grupos demográficos y ampliar sus esfuerzos, el espacio de los podcasts tiene un enorme potencial. Nunca ha habido un mejor momento para adoptar esta forma de publicidad, ya que se espera un mayor crecimiento y mayores posibilidades de llegar a oyentes comprometidos. Además, con la evolución de las herramientas programáticas basadas en la IA, ahora es más fácil que nunca que los anunciantes hagan oír su voz.